martes, julio 03, 2007

Una Heidi de los blogs

Me tome una media hora para hacer un recorrido aleatorio por la fertil pradera de los blogs.
Hilando entre unos y otros, por algún comentario resaltado, por las migajas de interés que creí ver desparramadas por los pisos.

El panorama es desalentador.
Quiero algun día encontrarle una razón a todo esto.
Momentaneamente dejemos una palbra tentativa: soledades.

La cuestión es que no pude sacar de mi cabeza una imagen: esa cuando tiran la red en la playa y la salida del mar (pese a ser en diagonal, a mayor velocidad y contemplando no interferir con la formación de una ola) los peces mas chicos se filtran por el tejido, quedando barados en la transicion de medios ( algo desconocido, que no es agua y no es tierra).
Se quedan ahí, aplaudiendo con el cuerpo.

4 comentarios:

Rufián Melancólico dijo...

Sí, hay mucha mierda y el 90% de los blogs, me aburren. Pero hay algunas perlitas por ahí...

Diario de lectura inversa dijo...

dejar de intelectualizarlo todo




también está re-bueno






sí que sí





*

Agostina Luz dijo...

me gusta esa imagen
lo de los blogs, si, es raro a mi también me aburre siento que es porque no los conozco. los de la gente que conozco me divierten casi siempre.
igual este comentario me gusto.
me molesta no saber quein está dl otro lado

atenea dijo...

Ahora que escribo este comentario empiezo a entender a los que escriben graffittis en las piedras de los lugares de veraneo. Llegué a este post saltando de blog en blog, y no pude contener la tentación de dejar este comentario digno de peor soporte.