jueves, agosto 09, 2007

Que arriesgado el chico este

(por la mañana bosquejo una idea de poema en el reverso de un catalogo de electrodomésticos, y por la tarde un tipeo entre los desconciertos de un sueño inminente y los pinchazos de una imprecisa música que sonaba en su PC) (eso no es nada, lo que más le sorprende que lo publica sin dejarlo macerar como acostumbra, y atribuye esta actitud, a un acto irreversiblemente impulsivo)




Portero de edificio

Singular parámetro de juicio
para evaluación del nuevo portero
en esa, una reunión opaca de pasillo
(pese al clima primaveral y a la anunciada ausencia de la vieja del once)

Aunque podría pensarse como una propiedad intrínseca del material
es el efecto del brillo del enchapado de bronce
quien rankea a los porteros zonales
en escala decreciente.

A contrapunto
el austero Sr. Martinez putea.
Le preocupa el derroche de los recursos no renovables.
Dice que el nuevo usa mucho agua,
que para arrastrar una caca de perro,
no menos de dos baldazos.

6 comentarios:

ecadequeiroz dijo...

interesante

zinkope dijo...

Me gusta, supongo que porque no sufro reuniones de consorcio (en mi edificio las cosas se comentan en los pasillos, las viejas rumorean sobre los vecinos, y la encargada decide por sí solita).

No dejar macerar, actos impulsivos, me suena parecido a mis últimas actualizaciones de blog, en mi caso salieron del reverso de un volante que me dieron por la rambla de Mar del Plata, en una convención de Pymes o algo así.

Anartista dijo...

hermana de la que lee alrevés*

soy.

aunque yo alrevés solamente tenga la cabeza.

marca
de
agua.

en tal caso-

al registro no la saque todavia.

patodepiedra dijo...

ionko, no te encuentro nunca a vos ahora
a ver como arreglamos esto
abrazo de gol

Diario de lectura inversa dijo...

equilibrio











sin iones







*

paula dijo...

y también porque están en alza los revende-chorros de bronce

-gatoo¨