domingo, septiembre 23, 2007

Especie de Cruz Roja

Que en la vida esta
antes de dar por muerto al muerto
se intenta un rescate, un dejar tranquila la conciencia
una acción de boca a boca.

En la analogía, pego mis labios al monitor
al centro de esa efervescencia electroestática
disparando el ruido del contacto,
habilitando nuevos cauces de baba
que desbordan cual año de tormenta.

Ojo:
desbordan porque deciden,
bajan siguiendo, una ley, sus propósitos
el arrimarse a los controles, al menú,
al mas y el menos
bajar los contrastes, bajar los brillos
y todo con una endiablada elegancia.

Yo no tengo más por hacer
este cadáver hexadecimal irradia pestilencia
los chispazos confirman el olor cable quemado.

El error final y grande esta en la percepción.
Tal vez la vida sigue en ambas partes
a un menor volumen, pero vida al fin.

Y algún martes, un led se apaga y se prende
Un domingo, 23 de septiembre de 2007
te levantas tan sano, tan vos,
que parís esto.

4 comentarios:

gabriela dijo...

opiti


:)

Lunita dijo...

el error final y grande está en la percepción.
ja
la muy guacha...
;)

frcass dijo...

(Suspiro) Poesía de lo cotidiano. Igual no la entiendo.

Flora dijo...

al menos el led se prende y se apaga

igual al imaginarme los rios de baba y el olor a cable quemado debo admitir que me dio un poco de asco

escribis lindo ioni