miércoles, octubre 17, 2007

Señor: le adjunto las descripciones pertinentes...

--------
Era gigante. Las proporciones de su cuerpo eran incalculables.
Pensó que de subirse el cierre relámpago en la mitad del colectivo equivaldría a serruchar con entusiasmo un leño.

---------

Se adivinaba la intención, tenue, desteñida de “querer correr”.
En un quiebre de ritmo, suave de hoja, en sumarle la mínima unidad a la frecuencia cardiaca.
Se adivinaba entre lo por extremo puntiagudo de sus tacos.
Se adivinaba entre la bamboleante incomodidad de sus tetas.

1 comentario:

aire dijo...

mirá el otro blog.

y la nouvelle vague.

.