miércoles, marzo 05, 2008

Voy al teatro con mi prima.
Ya sentados y una vez que se baja la luz, la voz en off dueña del teatro, seria dice:
" se recuerda al publico presente apagar los celulares"
luego de unos segundos de silencio (utilizados con el fin de sonar aun mas seria)
" se recuerda al publico presente que no esta permitido fumar en la sala".



Mi prima me codea.

Me murmura que aclarar eso esta de mas, que apagar los celulares puede ser que vaya y pase, pero que lo de fumar, es algo que la gente ya lo asimilo hace tiempo, desde el año del ñaupa, que se sobrentiende, que nadie hoy día osaría fumar en un teatro.



De ahí en mas sucede la obra:



La pierna derecha sobre la izquierda.

Con la mano derecha sostengo mi pera y todo el peso de la cabeza.

Las dos piernas sobre el piso.

La mano izquierda con los dedos apareados y con la curvatura justa, tapa la boca y se desliza en movimiento vertical descendente, peinando una barba inexistente.

Pierna izquierda sobre la derecha.

El dedo Índice de la derecha aprieta con suavidad el párpado que se cierra sobre el ojo derecho. Frota en círculos concéntricos.

El dedo índice de la derecha ídem, sobre el ojo de la izquierda.


Transcurre mas tiempo.
El final es inminente.
Es la escena que él llora por ella.
Que la madre agoniza tras haber ingerido el particular condimento del cianuro.


Yo empiezo a escuchar el ruido
que me paraliza

Es mi vecina de silla
que tratando de mantener la mirada
se lima la uñas freneticamente


Es retroactivo
lo mucho que debería decir
la voz esa, ahora que pienso.

3 comentarios:

gabriela dijo...

en los ómnibus montevideanos aún dice "prohibido salivar"

bueno y lo del mate, que es vigente

Cielo Violeta. dijo...

Jajaja, Y qué frustrante para los actores! tan mala era la obra? Decí cuál es! Es muy necesario!

anna dijo...

he visto por acá q cuando prohiben sacar fotos la gente saca igual. deberían prohibir el tema de comer pop en el cine.. y también que te agarre la mano de sorpresa un amigo de toda la vida aprovechando la oscuridad. no sé si en el teatro lo permiten.