viernes, mayo 22, 2009

BIOLOGIA SOCIAL I


Totón se llamaba la tortuga, que ni bien regalada un petardo de avispada fue, tortuga versátil, simpática y graciosa, de acá para allá a un tranco impensado que incluso equiparaba las ofertas recreativas que cualquier perro o gato podía ofrecer.
Menuda felicidad la de la niña púes.
Lanzaba la lechuga y gritaba chillona señalando: “Totón, ve por ella”. Y Totón como una luz ponía en marcha el mecanismo, la estructura ósea compleja.
Eso en los buenos tiempos, claro.
Ahora la niña crecida ya se encontraba habilitada para participar de la próxima elección democrática legislativa.
Desde hacia unos meses que la tortuga solo caminaba, digamos, se movía, minimamente en el imaginario de la chica. La experiencia de la tortuga, pensaba, radica en lograr el paso físico imperceptible, diferenciales de movimiento impalpables a la vista más aguda.
Cuando dejo de creer, de avalarse por su propia teoría, del caparazón salía, un fuelle zigzagueante, una alfombra borracha, que hizo de puente, entre los ojos y el cuerpo. Otras extremidades al ras, como aplastada por la caída de un ladrillo. Un olor agridulce, un perfume lejano. ¿Cómo saber cuando muere una tortuga? ¿Será por esta misma razón que un perro mueve la constantemente la cola?
Claro, tiene miedo de ir a la basura, envuelto entre unas cinco capas de bolsas de nylon, de la funeraria COTO.

4 comentarios:

Mar dijo...

Lo de la tortuga avispada es un hallazgo.

:)

Malenit dijo...

mmm comente pero no se posteo.. decia algo como
" jajajaja.. pense que era mas profunda la historia, al final el unico que saca una conclusion interesante es el pobre perro que aun no murio (dios bendiga a los perros)
en fin, igual me gusto, sobre todo la parte en que describis sutilmente su cuello y su putrefaccion.
te mando un besooote asi enorme como vos"
añado aqui al pie que esperare ansiosa el nuevo personaje y las nuevas historietas...
y hay algunas objeciones en cuanto al relato ya te contaré

flash back tour dijo...

Me gustó mucho esta historia. Y de yapa me hizo recordar a Masliah.

gabriela dijo...

mariana tiene una tortuga que se llama simona y en los 9 años que la conozco jamás la he visto..
ella afirma que la ve cada tanto, en el mover sigiloso de hojas en el patio, entre malvones y hortensias, vaya uno a saber..




salud ionesco
mucho friiiio?