miércoles, mayo 19, 2010

Nostradamus

Desde que leí Rayuela, cuando adolescente (la primera vez, aun más adolescente que la segunda) que flasheaba con la idea de los encuentros fortuitos, "casuales pero no tanto", entre mi cuerpo y la mujer más copada, la que me gustaria indefectiblemente.
Por eso saalia a caminar hasta que me perdía y me logueaba en el MIRC como Horazzzioo (e incluso casi que pido al consorcio de Zelarrayan que me reacomoden las letritas que indicaban donde vivo).
Si, aunque algunos (los tengo identificados) se caguen de risa y me tilden de "romanticon" o "idealista" o "ingenuote" o alguna otra cosa más yo buscaba a esa fina cruza de Talita y la Maga... me veía como un perro que va olfateando culos y dejando post it en los troncos.
A que viene toda esta intro de una vieja versión de mi persona?
A que eso me llevo a escribir esto y finalmente (como pasa con todas las cosas que no se hacen) alguien/algo vino y lo implemento.

1 comentario:

Emanuel Lew dijo...

es muy buena... increible. es qued llegamos con demasiada anticipacion al mundo.

y que sepas que mi papa me hablaba de que en el futuro las zapatillas se inflarian... y a los dos años te vi con los nike pump que te trajo chiche de usa(o de capital).