viernes, noviembre 30, 2007

Hoy Presentamos: Otra idea flácida y fácilmente refutable

Se elije un nuevo ministro de economía.
Primera medida: Toda empresa deberá tener sus oficinas ejecutivas en edificios.
Las empresas de menor capital en los pisos mas bajos, las de
mayor capital en los pisos mas altos, así, conformando una especie de degrade (y por otro lado de pirámides, ya que las bases van a ser mas pulposas, que las refinadas puntas, as usually).
Segunda medida: Se suprimen los ascensores / cualquier mecanismo de elvación.

Lo que se busca lograr con esto es estamparle un ciclo de carácter perecedero al poder, adaptandolo al ciclo biológico potencial del ser humano. Así un señor que sea el gran empresario (y por ende tenga su oficina a escasos metros de la azotea) no podrá seguir subiendo los tantos pisos llegada una determinada edad y por lo tanto deberá pensar en delegar su poder o reducir su empresa de capital para que su empresa vuelva a acercarse al nivel de piso. Vale la pena notar que como las empresas de los pisos superiores no van a querer en cierto momento incrementar su activo, ya sea, porque sus jefes no quieren seguir subiendo escaleras, las compradores probablemente sean empresas mas chicas, con empleado y jefes joviales y que gocen de mayor vitalidad. Otra de las opciones es que llegado el momento que el jefe no esta apto físicamente para llegar, se retiran del negocio y vive a costa de su jubilación.
Para que esto funcione, hay que hacer imprescindible la presencia física del jefe en la oficina, no pudiendo delegar ciertas cuestiones y restringiendo el uso de nuevas tecnologías en comunicaciones.

Quedan a resolver cuestiones a ser:
- Como se articularia el sistema con aquellas personas que tienen discapacidades físicas
- Como se genera esa presencia física imprescidible de un jefe (aparte sabiendo que la mayoría de las multinacionales no tienen una cabeza visible, como tampoco tienen, para el caso, piernas visibles, que se cansen al subir escaleras)
- Que hacer con el gremio de los ascensoristas y afines
- Millones de etcéteras



Acepto criticas y sugerencias, replanteos y reescrituras.


4 comentarios:

ionito dijo...

Otra cosa que se me ocurre, es pensar como funcionaria el poder ejecutivo, ha decir, cuanta responsabilidad de control caeria en manos de esos seres peligrosisimos (casi tanto como taxistas) que son los porteros.

la Dama sol dijo...

jojojo
este tipo de proyectos, por su repercusión inmediata en los ciudadanos, no debería pertenecer más al poder legislativo que al ejecutivo? (digo)
yo lo haría entrar a la mesa de entradas del congreso de la nación, primero por diputados, que representan más al pueblo, y depués por senadores. eh?
yo si fuese diputada, voto que sí, a ver qué pasa.

como andás Ion?

besos de gaviota, tu vecina

Flora dijo...

hola, volví a escribir

seleccionaleatoria dijo...

.
(ojo con el impuesto a la naranja)