miércoles, enero 09, 2008

Las muchas llaves de mandala

Cuando caigo en cuenta, hace dos horas y pico que estaba escuchando Spinetta.

Dado los niveles de información que manejamos actualmente, en esta, la era del TRACK_01 (de los muchos TRACK_01, se entiende...), puedo escuchar Spinetta sin notar los cambios de álbumes, sin entender que del ultimo tema al primero del próximo disco posiblemente haya “años luz” de diferencia.

Supongo que en años anteriores este gesto era más significativo, a ser que el escucha debia interrumpir su hacer (o su relax) para cambiar el cd o aun mas simbólico en relación al tedio, dar vuelta un disco de vinilo.

Igual quiero apuntar, que así como Spinetta puede ser la banda soporte de dos días seguidos de mi vida (y de hecho creo que lo ha sido en reiteradas ocasiones) no significa que todo ese pasto / basto musical se asimile de la misma forma que la rutina de los bocinazos, del vivir cosmopolita.

O si. Miento entonces.

Los ruidos del día a día, cada tanto me sugieren algún esbozo de poema, es el formato que adopte/aprendí hace un tiempo, cuando no había blog, cuando no habia fotolog. Tenia una más mínima idea y enseguida aparecía una brillosa hoja blanca en la mitad de la capocha (eso que Pound llama fanopoeia ), después solo restaba trozarla, hacerle un moño en el ultimo verso para que sea un casas, o mostrar un frio técnico para lograr estilo Gianuzzi (recuerdome a mi mismo que este tema de pensar en formatos es el próximo sobre el cual quiero explayarme, recuerdome que no debo ser vago)

De nuevo me fui por las ramas.

Quiero apuntar hoy, que estaba escuchando Spinetta después de dos hora y monedas, después de haberlo escuchado días enteros durante años y monedas de vida mi y caí en cuenta que no sabia que quería decir “Mandala”, muchos menos la idea de “llave de mandala”.

Bueno, para solucionar eso basta estar sentado frente a una PC, llamar por el batitelefono a la señorita Wikipedia.

A lo que voy es que veo meritorio por parte del artista el lograr el hecho de que una canción de desmembrane en la vida del oyente. Que la canción no cobre un sentido en la primer escucha, o que si lo cobra no nos signifique absolutamente nada de nada.

Creo que una vez Guada dio en el blanco con las palabras justas, cuando me explicaba de su intención al escribir poesía (por cuestiones técnicas d ememoria, yo las voy a transgiversar tratando de retener la idea). Me hablaba de crear un cuestión lógica en el lector, él no debe entender en su totalidad el poema, pero al mismo tiempo, internamente y gracias a esa lectura, debería quedar convencido de que en el fondo hay “algo” a entender.

Por eso me sorprendo muchas veces leyendo los Ambages de Cesar Fernandez Moreno y otras tantas con el dialogo más comun/civil de colectivo. Gracias a dios (?).

Como cereza del postre, una lista con la jerga particular del susodicho (ingredientes impresindibles si un don nadie queiere simular el estilo):

- lucuma - jade - áurea - fulgor - trinos - azur - topacio - marfil - halo - ciénaga - amor- yeah -

6 comentarios:

ionito dijo...

La foto es de cuando SPinetta sale a grafitiar. Seguro con su hijo dante, que le hace de campana.

Ah, si, la lista puede tender al infinito. No me ezforce mucho en el trabajo de investigacion y recurri a la memoria. Quien quiera aportar más palabras, esta invitado!

seleccionaleatoria dijo...

.
(hace un tiempo largo que abandoné la música en la calle, antes me camuflaba mis propios oídos, y paradójicamente, cuantos más avances tecnológicos menos quiero perderme el mundo real...total la música siempre está en otra parte)

Mandarina dijo...

Spinetta y su amor en las calles. Vos decis que cuando todos estamos durmiendo en nuestras casas él sale a recorrer los varios y escribe lo que se le ocurre por ahi?

Puede ser una teoria.
bEsos

Andy Rapa dijo...

Es mas bien una lista de palabras que puede variar depende de cada organismo. Quiero decir, el entorno social y vida vivida hasta el momento, te expone o priva de conocer estas palabrillas.
dios-amigos-jakunamatata-Lexatins-zozobrar-Oy.boy-tony soirée.
Relacionado con la tematica, propongo descubrir y pasar al estado consciente frases que uno tiene incorporadas, incluso apropiadas al uso diario de la comunicacion con sus mas allegados, con el objetivo de realmente darse cuenta lo que esta diciendo.
Tube mi descubrimiento al recomendarle a mi padre "que no se pase de la raya", lo cual al rato nomas me estaba dando cuenta que en definitiva le estaba aconsejando que no se pase de merca. Que tome, pero en una dosis de una raya. Mas que eso puede ser abusivo.
UN GRAN ABRAZO IONI

Mijal dijo...

Bueno, tal vez no sea de necesario conocimiento las raíces o porqués de ciertas palabras o frases de uso (y abuso) popular.
De hecho, no podemos descartar la posibilidad de que las mismas no otorgue aún más fuerza al mensaje que se quiere dar.
Para clarificar mi idea, propongo la observación de Andy Rapa,¨No te pases de la raya¨: Es acaso conocido el nacimiento de dicha frase?, más aún, es necesario? Y sigo apostando al análisis, NO ES ACASO PERJUDICIAL? (Ok, el Sr. Eco me odiaría). Si ahora, hoy, aprendimos que quiere decir originalmente "no te pases de la raya" probablemnte nos cuestionemos su uso la próxima vez que esté en la punta de nuestras lenguas.
El hecho, es que sin duda es una muletilla bastante clara y convencionada por todos nuestros hermanos hispanoparlantes. Puede no parecer tener un fin mi explicación, pero a lo que intento ir, es a la idea, de que nos encontramos aquí mismo con el big-bang de la linguística, justamente éste es el quiebre entre una frase que alude a la cocaína, con la resignificación de "no abuses". Y más aún paralelamente, encuentro la frase "no tires de la piola" que en muchas ocaciones tiene un fin similar, y aún así es muchísimo más ridícula su cruda significación objetiva.
Entonces, permitamos que estas frases recobren un nuevo sentido, dejemos que sean libres, que no necesiten ser interpretadas a ceja fruncida, y que comiencen a ser una expresión más.
Creo que mi opinion anti-semiótica tiene un origen más carnal, que es el hecho de haber odiado cada segundo de su estudio en la universidad. Pero quiero creer que bajo los mantos de vagancia que cubren a esta humilde usuaria del idioma, hay una interlocutora que esta muy feliz de poder usar, escuchar y "no-analisar" a Spinetta, a Andy hablando con su padre (me refiero a que el pobre Andy se abrá sentido tal vez un boludo aludiendo a la merca, cuando nada tenía que ver), ni a los usuarios de tantas otras expresiones de origen no determinado.
Propongo usar más que nunca términos como "viva la pepa", "me chupa un huevo", "no le pidas peras al olmo", "me cago en esto o aquello","pura bableta", "al pan pan, y al vino vino" y a la gloriosa y no menos glamorosa "tipo na".
Si tuvieramos que prescindir de ellas, nuestras charlas serian mas aburridas.
Un beso.
MIJAL

Anónimo dijo...

no te des manija